El sol, nuestro antidepresivo natural

0
277

Según un estudio conducido por la escuela de medicina de Yale University, los síntomas de depresión son más comunes entre las personas que experimentan largas temporadas de invierno. Estas personas, que viven en zonas geográficas donde hay meses con temperaturas muy frías y poca luz solar, son más propensas a caer en estados depresivos. Según el mismo estudio, el tratamiento más efectivo para mejorar estos síntomas es exponerse a una luz muy brillante por las mañanas, ya que los expertos creen que la exposición a la luz es sumamente importante. Es decir que ¡el sol es esencial para garantizar un buen estado de animo y una mente saludable!

Nuestro país, como bien decía el poeta dominicano Pedro Mir, está colocado en el mismo trayecto del sol. Esto nos permite gozar de lo que muchos llaman un “eterno verano”, ya que nuestra ubicación geográfica nos brinda climas cálidos durante casi todo el año. Un paraíso tropical, la República Dominicana tiene las condiciones perfectas para disfrutar y aprovechar la luz solar y todos sus beneficios.

Erma Rudert, psicóloga clínica de origen dominicano, comparte con Estilos que lo primero que recomienda a sus pacientes cuando muestran cuadros con síntomas depresivos es la exposición al sol. Esto se debe a que la luz solar no solo transmite estabilidad emocional y más energía, sino que también eleva los niveles de vitamina D. El déficit de vitamina D, explica, es muy común en las personas hoy día, cuya carencia también presenta síntomas similares a los de la depresión, como fatiga, cansancio, pesimismo, ansiedad y a veces hasta insomnio. La cura a este estado no es nada más que exponerse al sol.

Estar expuesto a la luz solar también nos permite estar en contacto con la naturaleza, y muchas veces con el ejercicio, lo que ayuda a bajar nuestros niveles de estrés y ansiedad. Este tipo de actividades, como son las caminatas al aire libre o los deportes, reducen las probabilidades de caer en sentimientos depresivos.

Cuando la luz solar hace contacto con nuestro cuerpo, libera en nosotros lo que se conocen como “las hormonas del bienestar. “Algunas de estas son la serotonina, la dopamina, la oxitocina y las endorfinas. En este caso, la serotonina, denominada como la sustancia de “la felicidad”, es la más importante. Cuando un paciente es diagnosticado con depresión se le indican pastillas antidepresivas cuya función es precisamente aumentar los niveles de serotonina en el cuerpo. Sin embargo, al exponernos al sol nuestra producción de esta hormona incrementa de forma natural, mientras nuestros niveles de cortisol, la hormona del estrés, bajan.

Estar en constante contacto con el sol, preferiblemente cuando lo acompañamos con actividades físicas o recreativas, nos provee antidepresivos naturales que ayudan a combatir las emociones negativas y la perdida de energía. Aunque a veces así no lo parezca, el sol es nuestro mejor aliado para ayudar a mantener nuestras mentes sanas y, sobre todo, felices.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here