Analysis de la industria musical de hoy día

0
429

Por: Andy Salas

La Nueva Farándula, Nueva York, octubre 28 del 2019. Los jóvenes de hoy día son inteligente, activos e intelectuales. _Hablar de la música implica grandes conocimientos de los más importantes de todos los tiempos. No cabe dudas de que hay mucha tela por cortar a la hora de hacer una evaluación moral o artística de la música urbana. Sin embargo, creo que también vale la pena prestar atención a cómo es que se genera ese fenómeno cultural de tanta influencia hoy día.

_Un manifiesto social, mover el cuello y fluir de una manera sin igual con ingenio, creatividad y rítmica fueron los ingredientes que recetó el South Bronx de Nueva York a mitad de los 70s para ver nacer el RAP and poetry – ritmo y poesía), derivación que ha llegado a convertirse en un coloso, que hoy conocemos como música urbana o género urbano en nuestros países.

Artistas como Michael Jakson estuvieron adelantado a su tiempo, pasarán cien (100) más y mis bisiestos estarán de acuerdo con el estilo y elegancia que decora cada canción del grande Michael Jackson. ***** Insisto, no comentar demasiado respecto a su música, pero es de común apreciación que Jackson provocó algunos sonidos que siguen sonando hoy por hoy, contemporáneos años después su producción i seguirán. Sus shows fueron por muchos años de exhibición futurista, sus videos clips cambiaron el género y su cruce de fronteras raciales estuvo adelantado a la diversidad musical de su tiempo.

También la música urbana es hoy un fenómeno musical artístico y en diferentes culturas. Su presencia en los medios de comunicación y las redes sociales es su mejor escenario musical, los espacios sociales y determina en gran medida el estilo del entretenimiento en la era de la posmodernidad. Sin embargo, a pesar de su impacto en países como la República Dominicana, Puerto Rico, Colombia, Ecuador, Venezuela, Argentina. Chile, España y otros países, es todavía una faceta de la música poco estudiada en su plenitud sociología. En este artículo pretende revisar algunas relaciones entre la cultura popular y la ciudad, entre el centro y la periferia, el campo repito y la ciudad misma. Así la evolución de los géneros musicales con los medios de comunicación.

_La danza urbana, su forma de vestir y puesta en escena.

Es importante saber que, salvo algunas excepciones, esta es una música hecha sobre todo para bailar. Su principal intención es provocar el movimiento de cintura y mientras más sexual sea su resultado cumple el objetivo, ya que esta música no puede desprenderse de su actitud obscena y escandalosa.

Placer Sexual Urbano:

_La expresión danzaría sea el «perreo» estilo impuesto por Puerto Rico y República Dominicana, no es otra cosa que la simulación premeditada del “”, en espacio público. Porque si bien es un baile de pareja o de trío, no es un baile de conquista como la mayoría de los ritmos de origen campesino. La conquista ya está dada; quien sale a la pista, sea hombre o mujer, manifiesta en esa danza sus capacidades eróticas sin tapujos.

_Por supuesto, ello tiene su correlato en el vestuario correspondiente, que poco o nada deja a la imaginación; por el contrario, la vestimenta tiene su referencia en lo prostibulario, la hembra debe parecer prostituta y el varón lucir cierta impronta de cafiche, (maipiolo busca chicas) o chulo; en su defecto, luce vestimenta deportiva, usualmente con gorra de béisbol. Es lo que se resaltan en los videos que se difunden en la televisión y redes sociales, la mayoría de ellos con una puesta en escena cargada de manifestaciones eróticas y super sensuales.

El estilo elemental callejero:

_Así como la Salsa erótica de los 80’s, en Venezuela y Puerto Rico, Santo Domingo y otros países, en los urbanos la lírica, versos, uso constante del spanglish, códigos delincuenciales, repetición de los vicios lingüísticos más frecuentes en el habla popular (se canta como se habla) y también ciertas temáticas recurrentes, entre los principales.

– El spanglish: desde su origen en el reguetón la música urbana incorpora palabras provenientes del idioma inglés. La mixtura idiomática es una de las características más destacadas de su lírica. Palabras como Flow, show, (busy, easy, funny, money, friend), entre otras, figuran con frecuencia en las canciones. Pero también es habitual que se usen frases enteras en inglés, ya que algunos de sus exponentes provienen de culturas mestizas, como los “dominicanyork”, es decir, jóvenes nacidos de padres dominicanos en suelo de los Estados Unidos cuyo primer idioma es el inglés.

– Códigos delincuenciales: el «malianteo» es otro estilo venezolano, componente relevante, la lírica vinculada al mundo de los maleantes es otra de sus características. Así como existe el narcocorrido en la música mexicana, el maleante habla de las vicisitudes de la delincuencia y de sus enfrentamientos con los representantes de la ley. Con frecuencia asume el hablante lírico la primera persona, un joven que cuenta como el camino del delito le ha permitido ciertas cosas, pero también existe el relato de quien ha abandonado ese mundo. Cabe destacar que no son pocos los cultores del género que se refieren a su música como la tabla de salvación ante la realidad social marginal donde pocas son las opciones.

-Los vicios lingüísticos: en la música popular el uso del lenguaje es en gran medida coloquial, se canta como se habla. El cante hondo de los andaluces, España; el tango argentino, la cueca chilena y el merengue dominicano son buenos ejemplos en el idioma español. Como en ellos, el género urbano reivindica el uso del habla cotidiana, de la dicción con sus giros y sus arbitrarias formas lingüísticas del mundo popular. Ese es el lenguaje de la periferia. Ambigüedad (doble sentido), barbarismo, cacofonía, vulgarismo, redundancia, solecismo (falta de sintaxis), la no pronunciación de las heces, el cambio de la erre por la ele, son algunos de los vicios más frecuentes en las canciones.

Temáticas recurrentes:

Al analizar el relato o contenido en la lírica urbana, las temáticas más frecuentes son: el divertimento de doble sentido; lo obsceno; la actitud ególatra; el gánster; la conquista amorosa; el yo tengo, tú no; la historia de mi vida (del cantante); el enfrentamiento con otros. En algunos casos se combinan varias de estas temáticas en una misma canción.

Lo obsceno: La historia del mañana es hoy:

–«Somos corruptas, pero no somos putas» / La Materialista. Se utiliza también lo escandaloso en sí mismo, lo obsceno directo, aquello que no se ampara en el doble sentido para expresar una actitud en contra de lo comúnmente establecido. Se inscriben aquí también las canciones que expresan abiertamente la preferencia por conductas reñidas con la ley y las convenciones, por ejemplo, la apología de la violencia, el sexo o las drogas.

– La actitud ególatra: «Soy la piedra angular la que nadie derriba» / Lápiz consciente. Uno de los aspectos que más llama la atención en este tipo de lírica es el discurso autorreferente del que se sitúa por encima de los demás. Hay en estos textos elementos vinculados a la paranoia, que pueden o no tener fundamentos reales, pero es constante la necesidad de valoración y elevamiento de la autoestima.

– El gánster: «A la mala te voy a enseñar a respeta» / El Alfa y otros. Relacionado con el «malianteo», está el relato del gánster, del malo de los más malos. La idea central de este tipo de canciones es dejar en claro que no deben meterse con él, de lo contrario deben atenerse a las consecuencias. La amenaza de una muerte violenta es clara.

– Yo tengo, tú no: «cualtos» / El Mayor Clásico. El dinero, los carros, la bebida, la vestimenta, las joyas y las mujeres son los bienes que más se aprecian. Pero es el dinero en efectivo el que con mayor frecuencia se menciona en las canciones.

– La conquista amorosa: «Loco por ti, desacatao» / Carlito Flow. Por supuesto el romance es una temática recurrente que deja ver el lado más comercial de este tipo de música. De hecho, los temas que logran pasar a las radioemisoras que no son exclusivamente de música urbana son aquellos que hablan de amores.

– La historia de mi vida (del cantante): «Es que yo vengo de un gueto» / Mozart La Para. En sus primeros temas es común que los compositores den cuenta de dónde vienen. Su origen humilde es reivindicado y la exposición de las miserias y vicisitudes pasadas acerca este tipo de canción a la trova tradicional.

Persuasión de la música urbana:

_ Son eclécticos e inclusivos en su atracción. Partiendo del punto anterior- para muchos músicos Afroamericanos, el género urbano vino a resucitar a nuestros países, no tienen color ni limites son ellos los primeros en ayudar a llegar al público blanco- tengo esa vivencia, no se puede decir que su música y estilo es para una raza o tiempo sino que en estos días se puede notar que gente de todas las razas se siente identificada con su música urbana romántica (mientras escribo esto, en la tv pasan escenas de un homenaje que le están haciendo en este momento Wisin y Yandel juntos a Jenifer López en las Filipinas y que se mezcla con imágenes de su video Blanco y Negro. Y al final lo que es a todo color). Ya nada es difícil, pronto veremos a uno los cantantes cantando en Dubái, tan simple como eso. Hasta la Proxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here