Diego Jaar, el joven cantautor que regresó a la música para ganar un Golden Buzzer

0
117

Diego Jaar no es un improvisado en la música. Él tiene varios años compartiendo su talento como cantautor con el público local a través de sus shows en vivo y las diversas plataformas digitales. Sin embargo, desde hace un tiempo la ha puesto en un segundo plano para dedicarse a su otra pasión, el mundo de la publicidad y la cinematografía, hasta ahora.

El artista regresó por todo lo alto. Se presentó en Domnicana´s Got Talent y le arrancó el botón de oro al juez más estricto del formato, Waddys Jáquez.

“Empecé en la música desde muy joven, componiendo canciones desde los 14 años y de ahí como que me enamoré. Pero cuando llegó el proceso de elegir carrera por presiones sociales me fui por la publicidad”, señaló previo a su presentación.

La decisión de volver a la música vino de la mano de sus amigos cercanos y desde ese momento no la ha sacado de su vida.

En conversación para Diario Libre, el cantautor nacido en Puerto Rico, se mostró agradecido por este momento en su carrera, el que tomó como una prueba para saber si puede vivir de esto. “No quiero que pase el tiempo sin intentarlo”.

“Yo dije si puedo gustar con mis canciones puedo hacer música en cualquier parte, esta es la confirmación de que sí puedo”, expresó emocionado.

Aún incrédulo el cantante aseguró que jamás pasó por su mente recibir el Golden Buzzer por su actuación en el programa de formato internacional.

“Que lo hayan hecho con esta canción que es la más personal que he escrito significa demasiado porque no es a mí que me lo están dando es a mi arte y a lo que yo quiero hacer toda mi vida”, señaló con la emoción del momento reflejado en su rostro.

Confesó además que siempre ha vivido una especia de disyuntiva entre la profesión que le ha dejado ingresos y la pasión que siente por la música. “Yo ejerzo como productor audiovisual, pero toda la vida la he pasado en la música, dividiendo mi vida entre hacer canciones y trabajar. Por mucho tiempo escondí el hecho de hacer canciones y buscaba como excusa cosas para no creer en eso, trabajaba en todo menos en la música, pero poco a poco ella se encargó de buscarme a mí”, estimó.

“Volví a hacer la música y volví a creer. La música no me cuesta trabajo hacerla, me fluye. Es casi todo para mí. Es mi lenguaje”, sentenció.

“Yo tenía esto muy escondido y unos amigos me motivaron. Empecé a hacer canciones se las mostraba a unos pocos”, confesó y resaltó que los miedos a no poder trascender en la música.

Sobre su estilo lo tiene claro. No quiere encasillarse. “Más que un estilo musical tengo un estilo en mis letras, mis canciones cuentan una historia”, dijo convencido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here