«Estamos asfixiando nuestra piel»: Por qué es importante minimizar las rutinas de belleza

0
126

El sector de la belleza ha experimentado un auge sin precedentes en los últimos años. Un crecimiento que se ha visto acelerado todavía más por el contexto de pandemia y que ha hecho del auto cuidado un estilo de vida generalizado más allá de un movimiento en redes sociales. Pero los excesos, en cualquier ámbito, nunca son buenos: «Estamos asfixiando nuestra piel».

Lo asegura la dermatóloga de la Academia Española de Dermatología, Paloma Cornejo. Ella es una de las muchas profesionales que llaman a minimizar las rutinas de belleza y contar siempre con la opinión de un experto antes de aplicar nada en la piel. «En pandemia, la población ha dedicado su tiempo a sí mismo y ha incorporado un exceso de cosmética en sus rutinas, sin ningún tipo de orden ni concierto», asegura esta dermatóloga. De hecho, añade, «lo que veo mucho en la consulta son pieles que tienen unas rutinas muy largas de cinco o más productos que lo que provocan es más acné y tener la piel más asfixiada».

Para Andrea Combalia, especialista en dermatología del Hospital Clínic de Barcelona y autora del libro Piel Sana in corpore sano, una mala rutina de belleza puede repercutir seriamente en problemas dermatológicos.

«Cuando uno se aplica más productos de la cuenta, corre el riesgo de tener una piel asfixiada. Las consecuencias pueden oscilar desde provocar una oclusión de los poros, a generar puntos blancos – conocidos como quistes de milium- hasta incluso desarrollar problemas severos de acné», advierte Combalia que añade que este desconocimiento por parte del público viene causado por las campañas de publicidad, el marketing y sobre todo por las influencers de belleza no profesionales, quienes a veces publican publicidad encubierta o muestran extensas rutinas que no son reales.

No todas las influencers beauty hacen una mala praxis de su canal ni tampoco todas las campañas de publicidad exageran los resultados de un producto. Sin embargo, el exceso de información y el desconocimiento del consumidor han contribuido a crear un mito muy dañino en el sector sobre que el cuidado intensivo y un mayor número de tratamientos contribuye a la calidad de la piel. Nada más lejos de la realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here