Jazz Vilá, el actor cubano que evoca la nostalgia de libertad en “Hotel Coppelia”

0
82

El actor cubano Jazz Vilá forma parte del elenco de la película que está en boca de todos en República Dominicana: Hotel Coppelia, del cineasta José María Cabral.

La primicia de la producción cinematográfica fue a través HBO Max, Hulu y Amazon Prime, y se exhibe en los cines del país.

Jazz da vida a Betty, un transgénero que huyó de Cuba luego de la Revolución del 1959 y se instala en el Hotel Coppelia, sin saber que viviría otro enfrentamiento revolucionario, la Guerra de Abril de 1965.

El actor, productor, director y dramaturgo nacido en el año 1984 y egresado en 2004 de la Escuela Nacional de Artes de Cuba, representa la nostalgia de los que se van en busca de mejor vida, aunque no sea precisamente mejor donde está, debido a que ejerce la prostitución. El actor, con su personaje, hace un guiño a las ideas de libertad y revolución.

La cinta cuenta con un elenco que incluye a Nashla Bogaert, Lumy Lizardo, Cyndie Lundi, Ruth Emeterio, Antonio Melenciano, Miguel Ángel Martínez, Camila Santana, Lia Briones, entre otros actores reconocidos.

En una entrevista con Diario Libre, Jazz Vilá habla emocionado de su actuación en Hotel Coppelia.

“Fue un personaje creado con muchísimo respeto, quise utilizar como inspiración el personaje real de Marsha P. Johnson, que fue una luchadora de los derechos de las personas trans justamente en los años 60 en Estados Unidos. De hecho, hay un documental en Netflix que vi sobre ella”, comenta sobre su personaje.

El actor cubano resaltó que fue un homenaje a esa luchadora negra, ya que la película se enmarca en la década de los 60, específicamente en la Guerra de Abril del 1965.

“Es un homenaje a todas esas mujeres trans sin rostro en todas partes luchando en medio de esas sociedades machistas por sus derechos, y como hoy en día eso está tan latente imagínate hace 60 años”, puntualiza.

En la llamada telefónica desde su hogar en Miami el actor también habló sobre el ‘aire revolucionario’ del personaje que sale huyendo de su país tras la Revolución Cubana del 1959, y confesó que según el guion originalmente él iba a encarnar a un dominicano.

¿Por qué cambiaron? El actor lo explica con su marcado acento:

“Resulta que yo hice la audición online con Edna, la directora de casting, desde Los Ángeles, y en principio el personaje era dominicano. Después se fueron desarrollando los demás casting y yo llegue a República Dominicana 10 días antes del rodaje, de modo que la mayoría de actores estaban familiarizados con sus roles.

Lo que hice fue plantearle a José María Cabral que iba a ser bastante farsesco que yo intente ahora trabajar un acento en 10 días cuando es una película tan fuerte, con tantas emociones y quizás me preocupe más por hacer el acento que voy a perder esencia. Creo que es más importante que el personaje, luego de su experiencia en Cuba lo pille esta revolución en Dominicana. Y él estuvo de acuerdo”, narra

Cuenta que esa es una de las razones porque su personaje tuvo tanto peso y fuerza. “Es por eso que Betty, mi personaje, decide no irse con las demás chicas del hotel Coppelia y se queda luchando allí hasta el final. Esto le dio un valor añadido y justifica su lucha -esta vez no me voy a ir, me voy a quedar aquí con lo que he soñado- que es sentirse transformada “, argumenta.

Destacó el grito de libertad que muestra el filme.

Retroalimentación

Jazz Vilá afirmó emocionado que la retroalimentación que ha recibido desde el estreno de hotel Coppelia ha sido abrumadora.

Cuenta que, aunque se debió haber estrenado el año pasado en cines y no se pudo por la pandemia, en la cinta se refleja el amor, el cariño, la conexión y el esfuerzo con que trabajaron los demás actores.

“La película ha calado porque habla de la fuerza de la mujer y la supervivencia”, indica.

Lumy Lizardo y Nashla Bogaert

Al ser cuestionado sobre su experiencia de trabajar con el crew dominicano se fue en halagos.

“Ellas me arroparon porque yo llegué al final y me hicieron parte de este proceso”, dijo refiriéndose a todas las actrices con las que comparte la mayor parte de las escenas, y por supuesto, al resto de la producción.

Sobre Nashla, que hizo el papel de Gloria, su compañera prostituta del hotel Coppelia, dijo lo siguiente: “Nashla es un orgullo dominicano y tuve la oportunidad de compartir mucho con ella, estar en su casa, de conversar mucho y tal”.

En cuanto a Lumy Lizardo, quien encarnó a Judith, la dueña del burdel, destacó su compromiso.

“Qué te puedo decir de Lumy Lizardo. Con Lumy cada día fue una clase de actuación, una clase de respeto a la profesión, de orgullo de ser realmente una actriz como ella. Yo creo que desde luego República Dominicana debe estar a los pies de Lumy Lizardo, porque con ese personaje ella nos dio esa fuerza y sacó adelante este proyecto. De hecho, durante el rodaje ella tuvo una fractura en un pie y no paró. Eso es una muestra de su maestría, de su talento y me siento más que orgulloso de haber trabajado con ella y espero que se repita pronto”.

Jazz Vilá se mostró encantado de seguir trabajando en el cine dominicano y espera que los directores lo tomen en cuenta.

Expresó que siente RD como su segunda casa, además, agradeció a todo el equipo que estuvo detrás de cámaras y que hizo un trabajo maravilloso, como el de arte y fotografía.

“Estoy agradecido de José María Cabral, es un súper director con un talento increíble”, valoró el intérprete.

Anteriormente hizo en Quisqueya “El Rey de la Habana”, producida por Celinés Toribio y estuvo en locaciones de Santo Domingo y San Pedro de Macorís.

En el teatro, ha traído sus obras “Eclipse” y “Rascacielo” a Casa de Teatro. “Un abrazo al maestro Freddy Ginebra que siempre acoge la cultura de toda América”, dijo.

El cine cubano

Jazz Vilá nació y se crió en Cuba. A los 20 años se va a vivir a España, donde ha estado en producciones como Skam, de Movistar, España.

Considera que el cine en su país está creciendo, pero entiende que el problema de la cinematografía de su país es la distribución.

“Se hacen películas muy interesantes pero si no desarrollan los canales de distribución a partir de otras plataformas y tal pues se queda un poco local. Yo pienso que hay que buscar historias un poco más internacionales y buscar mejor distribución, pero estamos dando los primeros pasos”, analiza.

Allí se suelen hacer más comedias y películas de arte. Cree que el éxito de la película hispano-cubana “Juan de los muertos” (2011) que ganó el Premio Goya 2013 a la Mejor película extranjera de habla hispana, es la temática de los zombis, algo que no se había hecho en la mayor de las Antillas.

Cubano en Hollywood

Sobre su posición como cubano y latino en la industria de Hollywood manifiesta que es una búsqueda constante de oportunidades e insiste que poco a poco se van abriendo “con el trabajo y la profesionalidad con que uno afronte los papeles”.

“Hay un espacio para todo. Es un momento de apertura para los rostros no sólo latinoamericanos sino de otras latitudes. Es un momento de que los actores latinos se apoyen”, señala.

Valoró el aporte de la actriz de origen dominicano Zoé Saldaña al comentar la película hotel Coppelia.

En Estados Unidos culminó su primera película nombrada actuando con Federico Castelluccio de “Los Sopranos”. Además, en España está en la serie “Paquita Salas”, de Netflix.

“Como actor me siento súper orgulloso de ser un poco embajador de esta esperanza y este sueño de que si es posible, por ejemplo, que yo siendo cubano pueda trabajar en las tantas producciones fuera de Cuba, y creo que como yo hay muchos actores jóvenes que están abanderando esto”.

Jazz Vilá invita a seguir viendo la película “Hotel Coppelia” en el cine.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here