Brasil anuncia su primera vacuna mientras nuevas variantes amenazan a América

0
180

El relato de la pandemia en América presenta tímidas esperanzas que se ensombrecen con el peso diario de los números: el continente ya suma 61.4 millones de contagios y se aproxima a la cifra del millón y medio de muertes (1,493,752), según la OMS.

En el lado positivo de la balanza están el inicio este miércoles de la producción de la Butanvac, la primera vacuna contra la COVID-19 desarrollada en Brasil, y el anuncio de que Chile se ha convertido en el segundo país del mundo con mayor porcentaje de población vacunada con las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19, según los datos del portal Our World in Data de la Universidad de Oxford.

En la otra cara, están la aparición de nuevas variantes y el ritmo desigual de vacunación en gran parte del territorio.

Con este panorama y la ratificación de la presencia de las variantes británica y brasileña, numerosos países de América siguen concentrando casi la mitad de los casos y muertes, según la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR), por lo que es necesario acelerar las vacunaciones y otras intervenciones de salud pública.

El continente “sigue desafiado por el peso de esta crisis monumental”, subrayó la organización en un comunicado donde también pide más medidas de apoyo a la recuperación económica de los más vulnerables en la región.

Aunque Estados Unidos sigue siendo el país número uno en contagios (32.2 millones) y muertes (574,156 ) a nivel mundial, este miércoles las miradas del mundo se centrarán en el discurso del presidente Joe Biden quien, a sus 100 días como mandatario, ha logrado que el proceso de vacunación en el país sea muy ágil.

Tanto es así que las autoridades sanitarias concluyeron que quienes estén completamente vacunados pueden prescindir de la mascarilla cuando estén al aire libre, excepto cuando haya grandes multitudes.

Biden describió la recomendación anunciada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) como una señal de los ‘avances increíbles’ que se han hecho en estos cuatro meses durante la campaña de vacunación contra la COVID-19.

Está por ver si las nuevas directrices de los CDC provocan cambios en las normativas de los 26 estados del país que tienen en vigor mandatos universales de llevar mascarilla.

Brasil, primer desarrollo de su vacuna
En medio del colapso sanitario que vive Brasil, el Instituto Butantan de Sao Paulo inició este miércoles la producción de la Butanvac, la primera vacuna contra la COVID-19 desarrollada en el país ‘sin la necesidad de importar materia prima del exterior, aunque aún debe superar las fases experimentales en humanos.

El viernes pasado, la entidad paulista solicitó a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), la máxima autoridad sanitaria del país, permiso para empezar las fases 1 y 2 de los ensayos clínicos en humanos, pese a lo que el Instituto Butantan se adelantó y espera tener listas 18 millones de dosis para el próximo 15 de junio.

También en el lado positivo está Chile. El país andino se ha convertido en el segundo del mundo con mayor porcentaje de población vacunada con las dos dosis de la vacuna contra la COVID-19, según destacó este miércoles el ministro de Salud del país, Enrique Paris, basándose en datos del portal Our World in Data de la Universidad de Oxford.

En concreto, son casi 6,5 millones de personas del total de 19 millones de habitantes del país los que han completado ya el proceso de vacunación, lo que a fecha de este lunes representa al 33.11 % de la población según los datos de Our World in Data, registro que sólo es superado por Israel, con un 58.55 %.

Varianes, ¿más contagiosas?
De nuevo las variantes están en el ojo del huracán ante el temor de ser más transmisibles, resistentes o contagiosas, como sucede con la generada en India, que vive una crisis aguda sanitaria como segundo país más afectado por la COVID-19, según advirtió este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En América, la atención se centra en la variante P.1 brasileña, que podría ser entre 1.7 y 2.4 veces más transmisible, según un estudio encabezado por la Universidad de Copenhague.

La investigación reveló que es capaz de evadir la inmunidad obtenida por la infección con otras variantes, con base en un modelo para estudiar la situación en la ciudad de Manaos durante la segunda ola a finales del año pasado.

A esto se une ahora la variante peruana con nombre C.37, que según el doctor en microbiología molecular Pablo Tsukayama “está creciendo en Lima, entonces también en todo el Perú” y también existe evidencia ‘de que se encuentra en Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos y varios otros países de la región’.

Honduras también anunció que este miércoles detectaron 33 casos de una “variante de preocupación” de la COVID-19 considerada “más contagiosa”, aunque no confirmaron de cuál se trata.

317 millones de vacunas en la región

Entretanto siguen llegando poco a poco los cargamentos de vacunas de las distintas farmacéuticas solventando los retrasos de segundas dosis como en Colombia, que hoy marcó con 490 muertes, su tercer récord diario en cinco días.

El ritmo lento de inoculación – según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), 317 millones de dosis de vacunas en la región- ha animado a este organismo a pedir que otros países cedan vacunas y ‘hagan compromisos similares’ a los que han hecho España y Estados Unidos, que han anunciado la donaciones de dosis contra la COVID-19.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, consideró que estos países han dado ‘pasos muy importantes en la dirección correcta’ y confió que esa tendencia ‘será seguida’ por otras naciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here