Precaución

0
43

Mirar la evolución de la pandemia en otros países ayuda a formular estrategias públicas pero también a observar conductas personales indispensables para contenerla. El Estado no puede hacerlo todo.

Después de recibir el aplauso mundial por el rápido y eficiente operativo de vacunación, Chile está sufriendo una ola de contagios que supera las anteriores en número y en gravedad. Para los expertos, la vacuna provocó un efecto de exceso de confianza y los chilenos bajaron la guardia y dejaron de observar las medidas que se saben indispensables, de mascarilla y distanciamiento.

Ahora que el proceso de vacunación se ha retomado en República Dominicana y se avanza en la aplicación de por lo menos la primera dosis, es menester que la población no entienda la extensión de los horarios o la apertura de más actividades como el fin del riesgo.

Cuidémonos vacunados totalmente, con una primera dosis o esperando el turno. Ayudemos a la apertura de la economía y a la vuelta semipresencial a clases observando todas las medidas necesarias.

El Gobierno no puede hacer todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here