La historia detrás del señor Miyagi

0
103

Con el estreno de Cobra Kai, la historia de Karate Kid, de sus personajes y de los actores que los encarnaron recobraron actualidad. Uno de los que fue recordado en este revival intenso fue el Señor Miyagi, gran personaje del cine de los ochenta. Y con él también la figura de Pat Morita, el actor norteamericano de origen japonés que lo interpretó.

Sus padres habían llegado a Estados Unidos, desde su Japón natal, en algún momento de la segunda década del Siglo XX. Noriyuki Morita nació en 1932. A los dos años se enfermó de gravedad. La Enfermedad de Pott, una tuberculosis espinal hizo que lo internaran. Debido a la gravedad de su mal y a la falta de tecnología médica de la época, permaneció más de ocho años en el hospital.

Los profesionales daban por sentado que ese niño, si lograba sobrevivir, ya no podría caminar. Pero a inicios de la década del cuarenta, un médico quiso probar una novedosa técnica quirúrgica, casi una última chance. La proeza médica produjo lo inesperado. El chico recuperó la movilidad y, después de un proceso de reeducación, aprendió a caminar. En esos años no pudo ir a la escuela, ni jugar con chicos de su edad, ni tener amigos. La salida del hospital, pese a lo esperada, no fue la más grata.

Unos años después, ya entrado en años y luego de haber pasado una infancia y adolescencia dificil por temas de discriminación, trabajó en oficinas como administrativo hasta que su vocación se impuso y probó como actor. No eran muchos los actores de origen asiático que lograban asentarse. Pero ese dato no lo desalentó. Empezó en un pequeño club nocturno de Sacramento haciendo Stand Up. Ya había adoptado Pat como nombre artístico.

Alguien le aconsejó que probara suerte en Los Ángeles. Hacia allí se dirigió. Sally Marr, la madre del mítico Lenny Bruce, fue su representante. De a poco se fue abriendo camino. Consiguió pequeños papeles en series televisivas. Su primer momento de notoriedad llegó cuando apareció con frecuencia en Mash. Unos años después tuvo presencia frecuente en un par de temporadas de Happy Days, la serie juvenil encabezada por Harry Winkler (Fonzy) y Ron Howard.

En 1976 llegó su gran oportunidad con la sitcom Mr. T and Tina. Ese Mr. T no tenía nada que ver con Mario Baracus. Era Taro Takahashi, un inventor japonés. Esta serie que debió ser levantada por bajo rating poco después de su estreno significó un hito; fue la primera en la que su personaje principal era alguien de origen asiático.

Después de ser dada de baja la serie, pareció que la buena estrella de Morita se había terminado, que no iba a poder aspirar a más que participaciones secundarias en proyectos menores. De hecho, así fue durante unos cuantos años, hasta que llegó la oportunidad inesperada de Karate Kid.

¿El resto? Es historia…

Pat Morita murió hace quince años, el 24 de noviembre de 2005. Sus últimos años no fueron sencillos. Aunque siguió buscando replicar el éxito del que había gozado a mediados de los ochenta no pudo recuperarlo. Sus últimas apariciones estelares fueron en Mulan (las versiones animadas) en las que le dio voz al Emperador de China.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here