Ocupación y casos activos de COVID-19 continúan en aumento en el país

0
279

Mientras los casos activos de coronavirus y la ocupación hospitalaria por esta enfermedad siguen en aumento en República Dominicana, las autoridades de salud aseguran que el sistema sanitario no está saturado, aunque no descartan adoptar medidas restrictivas para el Gran Santo Domingo ante el rebrote del COVID-19.

El Gran Santo Domingo, registra ocupación hospitalaria en unidades de cuidados intensivos (UCI) por coronavirus de un 80 %. El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por coronavirus es de 58 % a nivel nacional, según confirmó el miércoles el viceministro de Salud Pública, Eladio Pérez, quien asegura que el sistema sanitario del país no está colapsado.

“Estamos trabajando arduamente en aumentar la capacidad de las camas UCI y también las capacidades de hospitalización”, dijo.

Hasta el 19 de mayo, 794 personas permanecen ingresadas en condiciones estables, ocupan el 33 % de las camas disponibles. Asimismo, 194 personas (3 más que el martes) están conectadas a un ventilador, es decir, el 48 % de la disponibilidad.

Según el informe diario que difunde el Ministerio de Salud Pública, el Distrito Nacional permanece como la demarcación con más casos confirmados hasta el momento (82,689, de los cuales 361 fueron notificados este miércoles), seguida por la provincia Santo Domingo, con 57,640 contagios confirmados, 308 de ellos reportados ayer. En tercer lugar, se sitúa Santiago, con un total de 29,507 positivos, 52 del miércoles.

Entre tanto, el ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, informó que contemplan replantear medidas restrictivas para el Gran Santo Domingo, ante el rebrote de coronavirus, al tiempo que indicó que “el resto del país está tranquilito”.

El funcionario señaló a periodistas que la cartera que dirige, junto a otras instituciones, trabajaron este martes, paso a paso, en localidades como Villa Mella y San Carlos. “Cada una de las provincias las estamos monitorizando”, sostuvo.

El titular de Salud Pública añadió que las medidas restrictivas no abarcarían nada sobre el toque de queda, solamente control de distanciamiento, incremento de pruebas de detección del coronavirus y rastreo epidemiológico.

Casos activos
De acuerdo con el boletín epidemiológico de Salud Pública, 41,183 personas tienen activo el virus, 601 casos más respecto a lo notificado el martes. Sobre los casos positivos, el país registró en las últimas 24 horas 1,016 nuevos contagios tras la realización de 4,476 pruebas PCR para detectar el virus, lo que sitúa en 22.70 % la tasa de positividad diaria, mientras que la acumulada con base en las muestras procesadas en cuatro semanas aumentó a 12.11 %, es decir, 1.17 % más que el día anterior.

Los fallecimientos se mantienen en 3,597, luego de que no se reportara ningún deceso en la jornada de ayer. El indicador de letalidad es de 1.29 %. De acuerdo con el boletín número 426 de la Dirección de General de Epidemiología, el país acumula 279,565 casos de coronavirus, enfermedad que 234,785 personas han superado.

Ayer fueron procesadas 1,647 pruebas de seguimiento a pacientes contagiados. Desde el inicio de la pandemia se han realizado 1,491,612 pruebas PCR con las que se descartaron 1,212,047 casos.

Más camas
Po otro lado, el ministro informó que se reunió con el presidente de la Asociación Nacional de Clínicas Privadas (Andeclip), Rafael Mena, para solicitar la habilitación de camas para pacientes de COVID-19 que estaban disponibles anteriormente, ante el aumento en la ocupación hospitalaria, sobre todo en las unidades de cuidados intensivos.

Rivera señaló que hay una reducción del 50% de las camas que hasta febrero estuvieron usándose en centros privados, por lo que pidió a las clínicas tener confianza en esa institución y en el Servicio Nacional de Salud (SNS) para que las vuelvan a poner a disposición del sistema.

Mientras que el viceministro de Salud, Eladio Pérez, destacó la apertura de la Ciudad Sanitaria y las 60 camas UCI y los 22 nuevos ventiladores con los que cuentan para suplir parte de la demanda actual. Agregó que seguirán agregando camas a otros centros, aunque no precisó en cuáles.

“Tenemos que aumentar las camas donde se pueda, si un paciente, en el Moscoso Puello no tenemos ya disponibilidad, debe referirse a donde tengamos disponibilidad de camas”, puntualizó.

En el caso de Moscoso Puello, que cuenta con 30 camas de ingreso y 10 de cuidados intensivos, actualmente llenas, no es posible agregar más camas por un tema de infraestructura, explicó la encargada de la unidad de COVID-19 de este centro hospitalario, Indira Jiménez.

“Actualmente están ocupadas todas las camas, tanto las de unidad de cuidados intensivo como la de las áreas de aislamiento y de emergencia”, indicó.

Jiménez señaló que todas las personas afectadas que llegan a ese centro sanitario reciben atención y tras ser evaluadas y atendiendo a la disponibilidad se las ingresa o deriva a otro hospital, previamente planificado.

“En nuestro caso, cuando llega un paciente, aunque no tengamos espacio, nosotros le damos la asistencia y el paciente no se despacha por su cuenta. Lo tenemos acá y nos ponemos en contacto con otras áreas de COVID-19, ellos nos confirman el espacio y luego de que ese espacio está confirmado, entonces se envía con una ambulancia de la misma red de COVID-19”, dijo.

El ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, reveló este miércoles que la razón por la que el Gobierno ha adquirido dos millones más de vacunas de la marca Pfizer, adicionales a las originalmente contratadas, es porque se está considerando sumar al plan de vacunación a la población de menores de edad a partir de 12 años; además de que busca tener suficientes para colocar una tercera dosis.

Es por esto que el Poder Ejecutivo sometió al Congreso un contrato con esa farmacéutica para adquirir 9,999,990 dosis, 2,000,115 más que las estipuladas inicialmente.

Rivera citó el caso de Estados Unidos, donde ya se está inoculando a menores con el mismo fármaco. Además, las autoridades sanitarias esperan tener una reserva de vacunas que se aplicarán para una tercera dosis. “Las fábricas, como Pfizer, Moderna y Sinovac, recomiendan que tenemos que prepararnos para un tercer refuerzo en 9 a 12 meses”.

Por otro lado, Rivera hizo un llamado al ministro de Salud de la República de Haití para que cumplan su rol de vacunar a su población, luego de que el presidente de ese país, Jovenel Moise, alertó acerca de un repunte de la enfermedad.

En momentos en que en Haití circulan las variantes brasileña y británica del COVID-19, el Ministerio de Salud Pública notificó que se mantiene intensificando la vigilancia epidemiológica en todo el cordón fronterizo.

De acuerdo con el viceministro de Salud Pública, Eladio Pérez, esta acción se realiza independientemente de la situación que reporta Haití. Hasta el momento, República Dominicana no reporta casos de nuevas variantes, aunque las autoridades están a la espera de los resultados de mues- tras enviadas a Atlanta.

“Independientemente de que algo suceda en Haití, estamos intensificando la vigilancia epidemiológica en la frontera, tenemos puntos de toma de muestra y la vigilancia sigue activa en esta zona”, indicó Pérez.

Con respecto al rebrote que se registró en el Gran Santo Domingo, Pérez señaló que la pandemia es un proceso dinámico que puede cambiar en cualquier momento por lo que se encuentran vigilantes y evalúan los indicadores del COVID -19. “Nosotros vamos a seguir haciendo informes, haciendo recomendaciones y vamos a seguir vigilantes”, precisó .

Ante la cantidad de personas que se han contagiado tras haber sido vacunadas, el viceministro indicó que esto se debe a que se necesitan dos semanas luego de la segunda vacuna para conseguir la inmunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here