Gran Bretaña registra récord de infecciones nuevas de COVID-19

0
397

Gran Bretaña registró el miércoles su cifra más alta de infecciones nuevas confirmadas de COVID-19 desde que comenzó la pandemia, y el director de salud de Inglaterra advirtió que la situación probablemente empeorará conforme la variante ómicron genera una nueva ola de casos durante las fiestas navideñas.

El profesor Chris Whitty describió la situación actual como dos epidemias en una: las infecciones de ómicron están aumentando rápidamente y el país continúa lidiando con la variante delta, que sigue causando un gran número de infecciones. Las autoridades de salud pública prevén que, en cuestión de días, la ómicron se convertirá en la variante que predomine en Gran Bretaña. Por el momento ya representa la mayoría de los casos en Londres.

Gran Bretaña contabilizó el miércoles 78,610 nuevas infecciones, que rebasan en 16 % el récord previo registrado en enero. Aunque los científicos continúan estudiando los riesgos que representa la variante ómicron, sumamente contagiosa, Witty señaló que el público debería prepararse para un continuo incremento de las cifras en las próximas semanas.

“Hay varias cosas que desconocemos”, declaró Whitty. “Pero todas las cosas que sí sabemos son negativas, la principal de ellas la velocidad con que se transmite. Se propaga a un ritmo absolutamente fenomenal”.

Los comentarios fueron emitidos en un día en que el gobierno británico puso en marcha nuevas disposiciones, ordenando el uso obligatorio de mascarillas en la mayoría de entornos cerrados en Inglaterra y la presentación obligatoria del documento de vacunación o el resultado negativo de una prueba diagnóstica para ingresar a centros nocturnos y grandes eventos multitudinarios.

Gran Bretaña también está intensificando su programa nacional de vacunación con el objetivo de ofrecer la dosis de refuerzo a todos los adultos para finales de diciembre. El gobierno dijo que en unos días abrirá nuevos centros de vacunación multitudinaria en diversos estadios deportivos del país, incluido el de Wembley en Londres, el cual tiene capacidad para 90,000 personas.

Whitty recomendó a las personas restringir sus contactos sociales, dándole prioridad sólo a los más importantes.

“Temo que aumentará el número de pacientes con ómicron que acudirán al Servicio Nacional de Salud, que terminarán hospitalizados y en unidades de cuidados intensivos; desconocemos las tasas exactas, pero los números serán sustanciales”, apuntó. “Esto comenzará a hacerse evidente, a mi parecer, poco después de Navidad”.

A pesar del aumento en las infecciones, las cifras de muertos relacionados con el coronavirus en Gran Bretaña son mucho menores que el nivel más alto del invierno pasado. El país registró 165 fallecimientos el miércoles, a diferencia de los 1.820 del 20 de enero.

Las autoridades de salud pública atribuyen a la vacunación generalizada la disminución de los casos de COVID-19, las hospitalizaciones y los fallecimientos.

Mientras tanto, Gran Bretaña sigue adelante con una investigación pública sobre la respuesta del gobierno a la pandemia. El primer ministro Boris Johnson anunció el miércoles que Heather Hallett, exjueza de un tribunal de apelaciones, presidirá la indagación, que comenzará la primavera entrante.

“Ella aporta gran experiencia a este propósito y sé que comparte mi determinación de que la pesquisa examine en forma forense y exhaustiva la respuesta del gobierno a la pandemia”, señaló Johnson.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here