Con mucha brillantina y pocas mascarillas, volvió Coachella con miles de asistentes

0
185

Sin máscaras ni restricciones sanitarias, miles de personas en bikinis, ropa de verano, cabellos coloridos y maquillajes llenos de escarcha inundaron la ciudad de Indio en el inicio del primer festival de Coachella desde el inicio de la pandemia, en el desierto de California.

La brasileña Anitta fue una de las mayores atracciones del primer día del evento que fue forzado a una pausa de tres años por el avance del covid-19.

Coachella, una de las mayores fiestas de la música del mundo, se celebra durante dos fines de semana de tres días y marca tradicionalmente la temporada de grandes conciertos.

La edición de este año debe ser un indicador además para la multimillonaria industria de las giras musicales, que busca levantar cabeza luego del impacto sufrido durante los dos años de pandemia.

La edición de 2020 del famoso festival celebrado en esta región desértica de California fue pospuesta cuando la pandemia del covid-19 sacudía al mundo.

Y, después de dos años de cancelaciones caóticas, volvió este viernes con su extravagancia y siete palcos disputando la atención de miles de fanáticos con una lista diversa de artistas.

Con los termómetros superando los 30ºC al comienzo de la tarde, los fanáticos caminaban los varios metros de distancia desde los estacionamientos y las áreas de camping hacia el festival. Las coloridas vestimentas no incluían máscaras.

Para los entrevistados, el virus no era una preocupación a pesar de que en Estados Unidos los casos han comenzado a aumentar en las últimas semanas registrando hasta 38.000 diagnósticos diarios, de acuerdo con los números oficiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here